sábado, 10 de diciembre de 2011

LA IMPORTANCIA DE LA OBSERVACIÓN EN EL PROCESO EDUCATIVO

La observación no sólo es un método de trabajo en investigación (método de investigación observacional), sino que también y  fundamentalmente constituye un método de trabajo en el quehacer diario de los educadores con los educandos.
Los educadores tienen diariamente ante sus ojos toda la inforamción necesaria sobre los niños/as con los que trabajan, pudiendo utilizar la observación para la recogida de información significativa en torno a los alumnos/as en las distintas situaciones que se dan en el ámbito escolar: aula, recreos, comedor,...Pero es necesario recoger dicha información de forma adecuada para poder utilizarla, y para ello hay que aprender a observar sistemáticamente y a analizar e interpretar adecuadamente los datos obtenidos. Con la observación del niño/a en su ambiente natural, podemos conseguir diversos objetivos:
-- Detectar las dinámicas que se establecen dentro del aula.
-- Establecer patrones de conducta que nos permitan determinar actitudes particulares de un niño/a ante situaciones específicas.
-- Adecuar los aprendizajes a las necesidades y capacidades de los niños/as.
-- Hacer un seguimiento efectivo de los niños para comprobar su desarrollo.
-- Distuinguir los acontecimientos que son realmente significativos para los allumnos/as.
-- Etc.

Muchas veces, la observación puntual de un hecho aislado, va  a actuar de detonante que marque el inicio de una observación sistemática, a lo largo del tiempo. Para esto es necesario que el profesor aprenda a observar, y que el trabajo de observación sea analizado y contrastado individualmente y/o en grupo. De este trabajo de discusión y análisis puede extraerse toda la utilidad de la metodología observacional y cumplir con esos objetivos descritos (y muchos más). Imprescindible será el conocimiento  y utilización de técnicas e instrumentos adecuados para la recogida y análisis de datos observacionales.
Realmente el educador está empleando continuamente este método en el aula: "el lema observar para evaluar mejor adquiere un significado de gran transcendencia pedagógica: observar para mejorar la enseñanza mediante la adecuación progresiva de las tareas de aprendizaje a los progresos y dificultades de los alumno/as", teniendo en cuenta que la evaluación del comportamiento se define como "aquella subdisciplina de Psicología que se ocupa del análisis, medición o estimación del comportamiento de un sujeto (o grupo específicado de sujetos) con el objetivo de describir, predecir o explicar tal conducta". En definitiva, la observación nos ofrece una gran perspectiva en relación a las situaciones conductuales que se producen en el ámbito escolar

1 comentario:

  1. Como dijo Machado "El ojo que ves no es ojo porque tú lo veas, es ojo porque te ve".
    La observación es fundamental en el proceso educativo y por eso es tan importante formarse en todas las competencias para poder hacer una buena observación que nos permita hacer un buen trabajo.

    ResponderEliminar